Más de 12 millones de personas observaron el cruce del fenómeno a través del territorio norteamericano, incluido el presidente Donald Trump. Según el Departamento de Trabajo, se perdieron unos 700 millones de dólares en productividad.


Source by [author_name]