Simuló ataques, dijo haber sido amenazado con ser “el próximo Nisman” y apareció desafiante de las mafias policiales. Gran parte de los medios le dieron amplia cobertura y credibilidad. PáginaI12 reveló enseguida las dudas. Ahora piden su destitución porque todo era mentira.


Source by [author_name]