Un empresario textil enfrentó a varios hombres que habían entrado en su casa durante la madrugada. Utilizó una 9 milímetros de su propiedad. La fiscalía consideró que fue legítima defensa y quedó libre.


Source by [author_name]