María Laura Alfaro, a cargo de la investigación de la muerte de la joven Ayelén Roldán, continuaba tomando declaración testimonial al círculo más íntimo de la víctima y todavía no imputó formalmente a nadie como sospechoso.


Source by [author_name]