A pesar del feriado en Estados Unidos, que le quitó referencia al mercado local, la presión de la demanda por divisas volvió a empujar la cotización hacia arriba. El Banco Central perdió 173 millones de dólares de reservas, hasta los 51.929 millones.



Source link