El Banco Central volvió a intervenir cuando la divisa estadounidense superó los 20,50 en el mercado mayorista. Sin embargo, no pudo parar la corrida ante la especulación de los inversores, cuya consigna parece ser “comprar todos los dólares que se pueda por debajo de 21 pesos”.



Source link