La reaparición de las tensiones cambiarias sorprendió al Banco Central, que en dos días tuvo que sacrificar 635 millones de las reservas para evitar una escalada de la divisa. Pese a ello, subió a 20,55 pesos.



Source link