Fue elaborada por Santiago de Estrada e ingresó por Diputados. Habilita la objeción de conciencia iinstitucional”, y hasta para empleados públicos, y modifica el Código Penal para castigar hurtos de bienes de cultos, a los que considera “entidades de bien público” de manera automática.


Source by [author_name]