Una consultora privada informó que con un crecimiento del PBI en torno al 2 por ciento y el salario real estancado respecto de 2017 lo más probable es que el consumo no repunte. Las ventas de los supermercados retrocedieron 12 por ciento durante el gobierno de Macri.



Source link