Por las fuertes lluvias que derivaron en inundaciones en los territorios bonaerense y pampeano, un cuarto de la producción agrícola y algo más de la actividad ganadera están en peligro, de acuerdo con la Confederación de Asociaciones Rurales.


Source by [author_name]