REUTERS/Ricardo Moraes

REUTERS/Ricardo Moraes

El Banco Central brasileño anunció este jueves una intervención en el mercado cambiario para contener la fuerte depreciación en las últimas semanas del real frente al dólar, que ayer llegó a ser vendido a 4,21 reales a media sesión.

El ente emisor anunció una subasta de swap por valor de 1.500 millones de dólares e informó en un comunicado que “las intervenciones buscar proveer liquidez y garantizar el buen funcionamiento del mercado cambiario y, por tanto, el régimen de cambio fluctuante”.

El Banco Central precisó que los “instrumentos empleados” permiten que el “régimen de cambio fluctuante” puedan “amortiguar los choques de la mejor forma”. “La intensidad y la frecuencia de las intervenciones dependerán de la dinámica y la disfunciones observadas en el mercado”, señaló el emisor en la nota.

El real brasileño aceleró su depreciación a media sesión, presionado por el exterior y las dudas electorales que persisten en Brasil cuando falta casi un mes para los comicios presidenciales.

Sobre las 13.30 hora local (16.30 GMT), el real se depreciaba un 2,25 % frente al dólar, moneda que era negociada a 4,208 reales para la venta en el tipo de cambio comercial, aunque llegó a ser vendida a 4,21.

No obstante, con el Banco Central vendiendo dólar en el mercado, la demanda por la moneda extranjera tiende a caer, así como su apreciación. Después del anuncio de la intervención, el alza de la moneda estadounidense perdía fuerza y era vendida a 4,16 reales.

En lo que va de año, el real se ha devaluado cerca de un 25 %, mientras que en los últimos siete días acumula una caída de alrededor del 0,5 %.

Además de la depreciación del real provocada por el fortalecimiento de la moneda estadounidense en otros mercados, el mercado cambiario también se ha visto afectado en Brasil por la incertidumbre frente a las elecciones presidenciales de octubre.

Según las últimas encuestas, el favorito para las elecciones es, con casi el 40 % de las simpatías, el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, pero su candidatura puede ser vetada por la justicia, pues está en prisión y condenado a doce años por corrupción.

Si Lula quedase fuera del pleito, los sondeos, completamente atomizados, sitúan en primer lugar al ultraderechista Jair Bolsonaro, con casi un 20 %, seguido por la ecologista Marina Silva, con 15 %, y el socialdemócrata Geraldo Alkcmin y el laborista Ciro Gomes con entre un 6 y 9 % de las simpatías.

Con información de EFE

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Otra jornada difícil para las monedas emergentes: caídas en Turquía, Brasil y Sudáfrica

Los medios del mundo destacan la caída del peso argentino

Wall Street cotiza a la baja y acompaña las caídas de las bolsas en todo el mundo



Source link