La multinacional advirtió que suspenderá las compras por 250 millones de dólares a productores de jugos y cítricos nacionales y frenará inversiones por unos 1.000 millones de dólares en el país, si el gobierno no da marcha atrás con el aumento de gravámenes a gaseosas azucaradas. Esa prometida inyección de dólares había sido festejada por el presidente Mauricio Macri tras la reunión con el CEO de Coca Cola en el Foro de Davos en 2016.



Source link