En el país, el 10 por ciento de los hogares llega a aplicar sanciones corporales severas. Los datos pertenecen a un informe global de Unicef, que lanza hoy una campaña de sensibilización. La oficina local presentó una “Guía para evitar gritos, chirlos y estereotipos”.


Source by [author_name]