Un informe de Greenpeace denuncia que la mitad del área de desmonte avanzó sobre territorios prohibidos para realizarlo.


Source by [author_name]

Compartir
Artículo anteriorAsesinato en Flores
Artículo siguienteCorrientes peatonal