Investigadores y especialistas académicos señalan que la iniciativa del gobierno considera a los docentes como “animadores culturales” y a los alumnos
como “usuarios”. Advierten por la incorporación “acrítica” de tecnología.


Source by [author_name]