El hombre que violó a una nena de 12 años el pasado sábado por la noche en un descampado de la localidad bonaerense de Marcos Paz fue detenido este viernes.

La policía bonaerense había determinado que el abusador trabajaba en un frigorífico de la zona a raíz de las botas blancas que llevaba puestas y que se podían observar en las imágenes de la cámara de seguridad que registró el momento previo al abuso.

Tras ser detenido en la casa de su tía el joven confesó la violación. Además, tenía la herida de una mordida en la mano izquierda tal como había declarado la víctima al hacer la denuncia. En su casa también encontraron las botas blancas.

El ataque ocurrió alrededor de las 5 de la madrugada, cerca de la intersección de las calles Monteagudo y Buenos Aires, lugar en el que el agresor raptó a la menor para luego cometer el abuso a unos pocos metros.

Dos mujeres que circulaban por la zona encontraron a la chica y dieron aviso a la policía. La menor fue asistida primero en el Hospital Municipal y derivada después a General Rodríguez.

Según relató la madre de la pequeña, “después de violarla le dijo que no tuviera miedo, que era una lección por andar de noche“.

“También le dijo que lo había mandado Dios, y que si no era él hubiese sido otro, que la podría haber matado”, agregó

 



Source link