La empresa química extendió a su planta de Córdoba la política de despidos que inició hace cinco meses en Munro y Baradero. El Ministerio de Trabajo dictó la conciliación obligatoria. En Las Flores crece el conflicto de GGM.



Source link