El expediente de inteligencia de la Bonaerense da cuenta de los palos en la rueda metidos por la propia policía investigada. Dijeron que se había ido a Miramar o a Camet, en Mar del Plata. También que se podía haber ahogado.


Source by [author_name]