Ana María Suárez fue reprimida en una manifestación de empleados públicos en La Plata y recibió catorce disparos de bala de goma. A partir de ahí, no le permitieron volver a ocupar su puesto de trabajo y le dieron de baja el contrato sin previo aviso.


Source by [author_name]