El jefe de Gabinete, Marcos Peña, pretendía una reducción importante de la tasa de interés, asesorado por los economistas de su equipo, para impulsar la actividad, que se está estancando. El titular del BC la bajó muy poco, al dejarla en el 28 por ciento anual.



Source link