Una pareja denuncia que su hija nació muerta en el Hospital Luciano y Mariano de la Vega, pero que no quedaron rastros de su cuerpo y no la pudieron velar. El hospital asegura que cumplió con los protocolos.


Source by [author_name]