Sin pruebas ni más elementos que la evaluación de sus “actitudes”, una comisión bicameral de mayoría macrista aprobó el pedido de remoción de Biscay formulado por Sturzenegger. De inmediato, Macri lo resolvió por decreto.



Source link