La Iglesia difundió un extenso análisis en el que cuestionó los “sistemas basados en la desigualdad” y calificó de “ingenua” la “confianza en la autosuficiencia distributiva de los mercados”. Pidió regulación y criticó los fondos de inversión.



Source link