Después de haberse desplomado un 7 por ciento en diciembre de 2016, las ventas minoristas apenas crecieron 1,1 por ciento en el último mes de 2017 y cerraron el año en rojo. “Hacia el sábado 23 la gente salió a la calle y comenzó a mover el consumo hasta el último día del mes”, informó la CAME. La entidad que agrupa a las pymes expresó su deseo de que 2018 sea “un año con mayor consumo, que permita recuperar los niveles de 2015”.



Source link