En 2015 y 2017, Nahuel Pan, con cuyos sandwiches se intoxicaron al menos 80 personas en el último diciembre, había recibido intimaciones de mejora por “falta de cursos sobre manipulación de alimentos” y “temas de higiene”.


Source by [author_name]

Compartir
Artículo anteriorLos caminos del fuego
Artículo siguiente“Gorda de mierda”