La de ayer fue la intervención más fuerte del BCRA en el mercado cambiario desde la previa a las PASO, en agosto de 2017. Entonces peleaba con el fantasma del ascenso de Cristina. Hoy pelea con el espectro de su propia política.



Source link