En 2016, la cita que Marjorie Moon tenía con Paul Guadalupe Gonzales en un elegante restaurante de Los Ángeles (California) iba viento en popa… Hasta que él desapareció.

Gonzales era un tipo encantador y un poco adulador, según relató Moon. Ella lo conoció a través del sitio web de citas Plenty of Fish y, desde el comienzo, se llevaron bien, se intercambiaron imágenes de sus hijos y compartieron sus gustos por la buena comida. En su primera cita, se dio cuenta de que no estaba bromeando: Gonzales pidió dos entrantes, un plato de pollo y cuatro colas de langosta. También quiso vino caro y un suflé de postre.

Paul Guadalupe Gonzales fue arrestado por 10 cargos, entre los que destacan el hurto y la extorsión a mujeres (Captura KTLA)

Paul Guadalupe Gonzales fue arrestado por 10 cargos, entre los que destacan el hurto y la extorsión a mujeres (Captura KTLA)

Y luego, él le dijo que tenía que ir a hacer una llamada telefónica. Moon pensó que esa llamada se estaba alargando y preguntó a uno de los meseros si lo había visto por allá.

El empleado del restaurante le contestó que “sí”. “Su cita se ha ido“.

El hombre siempre actuaba con el mismo patrón: contactaba a mujeres a través de una app de citas, las invitaba a cenar y luego ponía una excusa para irse de la mesa. Nunca más volvía y dejaba pendiente el pago de la cuenta (Facebook)

El hombre siempre actuaba con el mismo patrón: contactaba a mujeres a través de una app de citas, las invitaba a cenar y luego ponía una excusa para irse de la mesa. Nunca más volvía y dejaba pendiente el pago de la cuenta (Facebook)

“No podía creerlo”, confesó Moon a The Washington Post. “Entregué mi tarjeta de crédito y solo pensaba en irme a casa. Después de pagar USD 250, ya había salido por la puerta”.

Moon es una de, al menos, ocho mujeres que dicen que terminaron pagando la cuenta. Según las autoridades, Gonzales, de 45 años, las invitaba a cenar a través de apps de citas y luego abandonaba el lugar antes de que terminara la comida.

La Oficina del Fiscal del Distrito de Los Ángeles anunció que el hombre fue arrestado esta semana por 10 cargos de felonía en relación a sus presuntas malas acciones entre mayo de 2016 y abril de 2018. Además de las ocho mujeres, dos restaurantes también figuran como víctimas porque finalmente se hicieron cargo de la cuenta.

Gonzales se declaró inocente de siete cargos de extorsión, dos cargos de intento de extorsión y un cargo de hurto mayor con una cifra que ascendía a más de USD 950. Ahora, él se enfrenta a una pena máxima de 13 años de prisión, según apuntó la oficina del fiscal del distrito.

Estoy sorprendido de que esto haya llegado tan lejos. Nunca pensé que mi cita se convertiría en una noticia así”, comentaba Moon, que ya está felizmente comprometida.

Paul Guadalupe Gonzales, de 45 años, podría enfrentarse a una pena máxima de prisión de hasta 13 años (Captura ABC News)

Paul Guadalupe Gonzales, de 45 años, podría enfrentarse a una pena máxima de prisión de hasta 13 años (Captura ABC News)

Gonzales siempre utilizaba el mismo patrón: una comida espléndida, seguida de una excusa para abandonar la mesa y, finalmente, desaparecería. A veces, su tía estaba enferma. En otras ocasiones, él se había dejado el cargador del celular en el auto y tenía que ir a buscarlo. O sencillamente decía que tenía que ir al baño.

Diane Guilmette, la primera mujer en presentarse en CBS, dijo que conoció a Gonzales en Plenty of Fish y él la llevó a Morton’s Steakhouse, un lujoso restaurante de carne en el centro de Los Ángeles. Pidió un aperitivo, vino, carne y un par de acompañantes. Admitió que se lo estaba pasando bien.

“Estábamos al final de la cita, pero aún no habíamos terminado. Me dijo que tenía que ir a buscar el teléfono“, relató. No regresó y le dejó con una cuenta pendiente de USD 163.

En los siguientes meses, las historias fueron llegando hasta que, finalmente, los titulares de las noticias hablaban del regreso de este “galán” que las invitaba y que luego desaparecía.

“De repente, él me dijo que su teléfono se estaba muriendo y que estaba esperando una llamada de su madre porque su tía estaba enferma. Me dijo que iba al auto a buscar el cargador“, explicaba otra de las supuestas víctimas. “El primer comentario que le hice cuando se levantó fue: ‘¡Oh! ¿Qué? ¿No volverás?'”.

Efectivamente. Ella pronto se dio cuenta de que no regresaría. Su cuenta pendiente era de USD 130.

De acuerdo con la Oficina del Fiscal del Distrito de Los Ángeles, Gonzales también es sospechoso de no pagar una factura en una peluquería. Fue capturado en video saliendo del salón con un tinte aún en el pelo y con la bata del salón. Según los informes, él dijo a los empleados que tenía que ir a buscar un iPad a su auto.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Gigoló 2.0: usó Tinder para conquistar a mujeres en 20 ciudades de Europa y no pagar hotel



Source link