Es la primera vez que el Gobierno reconoce públicamente el fracaso de su política antiinflacionaria. El Banco Central se había fijado como objetivo reducir la suba de precios promedio al 17 por ciento, pero Cabrera aseguró que “vamos a estar en torno del 20 por ciento”.



Source link