La medida beneficia sólo a los hogares y el único objetivo es evitar que lleguen facturas con fuertes subas en la recta final de la campaña. Una vez que pasen las elecciones, los usuarios deberán afrontar el 50 por ciento pendiente junto con el monto del próximo período.



Source link