El proyecto permite a inversores privados comprar los créditos para la vivienda que entregan los bancos. Es un mecanismo similar al que generó el estallido de la burbuja inmobiliaria en EE.UU. en 2008.



Source link