El hecho ocurrió en Luján de Cuyo, Mendoza. La esposa, embarazada de gemelos, quedó herida y fue internada. Tras la agresión, el hombre escapó en su camioneta, pero se encontró con un cerco policial. Terminó atropellando a dos agentes. Uno quedó decapitado.


Source by [author_name]