El Gobierno trabaja para que la Argentina sea aceptada como miembro de la OCDE, un organismo de países neoliberales que impone recetas de ajuste fiscal, flexibilización de las relaciones del trabajo, cambios en el sistema jubilatorio y reformas impositivas pro mercado. Esa estrategia diluye el peso de las relaciones regionales.



Source link