El traspaso a precios de la devaluación es paulatino, pero sin pausa. Y aún no se detuvo. Subas en alimentos y productos de limpieza del orden del 8 al 15 por ciento. Entre los insumos, el caso más grave es el de la harina: 50 por ciento solamente en el mes.



Source link