La mejora se debió a un aumento interanual de 30,5 por ciento en los ingresos frente a una suba del gasto de 17,4 por ciento. La desaceleración obedeció fundamentalmente al recorte de subsidios.



Source link