El joven fue golpeado junto a un grupo de amigos por policías mendocinos que los amenazaron para que no hicieran la denuncia y los acusaron de resistencia a la autoridad. Tras la golpiza, debió ser llevado a un hospital. El caso salió a la luz a partir del relato que el mismo chico hizo en Facebook.


Source by [author_name]