El Gobierno propuso llevarla a 15 días, pero desde la CTA y las organizaciones de mujeres advierten que el plazo es insuficiente. Y, sobre todo, que el oficialismo utiliza una reivindicación de género para hacer más digerible una reforma regresiva y antisindical.


Source by [author_name]