La cuenta cambiaria sigue en fuerte desequilibrio. La fuga de divisas no se detiene, crece el giro de utilidades al exterior de las multinacionales y el rojo en el comercio exterior de los grandes sectores se acrecienta.



Source link