Estructura de edades y trabajo

abril 28th, 2014

Estructura de edades y trabajo:
La legislación laboral establece en todo el mundo límites de eda¬des para empezar a trabajar y dejar de hacerlo, En la Argentina, las personas menores de 15 años no deben realizar trabajos remunerados, ya que se encuentran en la etapa de escolaridad. Los hombres demás de 65 y las mujeres demás de 60 años tienen derecho a jubilarse, es decir, a dejar de trabajar y percibir un ingreso mensual, acumulado durante los años de actividad. El conjunto de personas que tiene entre 15 y 65 años se considera, en términos estadístico, población económicamente activa. Estas personas pueden ser activas (tienen o buscan tener un trabajo) o pasiva (no tienen y no buscan tener un trabajo). Las personas de entre 0 y 15 años son pasivas transitorias: no trabajan en esa etapa, pero lo harán después. Los que tienen más de 65 años son pasivos definitivos, ya que no volverán a trabajar. La proporción de unos grupos y otros deriva de la estructura de edades. Se llama “razón de dependencia potencial” a la relación entre las personas en edades dependientes (menores de 15 y mayores de 65) Y las personas en edades económicamente independientes (15 a 65 años). Dado el proceso de envejecimiento de la población argentina, se registra un aumento de la dependencia senil: en 1980, por cada 100 personas en edad de trabajar, había 13 personas de más de 65 años. Se estima que, al finalizar la década de 2000, ese índice será de 16. En 2000, la razón de dependencia potencial total (niños y ancianos) en el mundo era de 61 (61 personas dependientes por cada 100 personas en edad activa). La Argentina se encontraba próxima al promedio mundial, muy por debajo de la mayoría de los países africanos, cuyo promedio era de 85, y algo por encima del promedio de los países europeos, donde era de 47. Esto se debe a que registra una relativamente alta expectativa de vida, cercana a los 75 años, y también una relativamente alta fecundidad. El país presenta índices de dependencia similares a los alcanzados por los demás países del Cono Sur.

¿ancianojubilado-remerasQue significa esto en el contexto de una empresa de pequeña escala como una Pyme Familiar?
Por ejemplo que un negocio pequeño de estampado de remeras lisas de algodon, no puede haber empleados menores de 15 años que trabajen de forma remunerada porque se encuentran en estapa escolar y de haberlos la empresa esta expuesta a ser demandada por explotacion infantil. Los que tengan mas de 65 años pasan a ser pasivos luego de jubilarse y de desearlo pueden dejar de trabajar en la empresa de remeras de algodon y pasar a cobrar un ingreso mensual acumulado durante los años de actividad en la fabrica de estampado de remeras.

Las desigualdades sociales y territoriales en la Argentina

abril 20th, 2014

Como vimos, en la Argentina, a partir de la expansión de la economía agroexportadora, la región de la pampa húmeda experimentó un crecimiento económico y demográfico notorio. A medida que, a partir de 1930, se inició RTdg6ejT9la industrialización sustitutiva de importa­ciones, las industrias tendieron a concentrarse en la región metro­politana de Buenos Aires (RMBA) -la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, los veinticuatro partidos del Gran Buenos Aires y los que pre­sentan una fuerte vinculación con ellos-, seguida por Córdoba, Santa Fe y Mendoza.

Esta tendencia no se revirtió con las políticas de promo­ción industrial. Las áreas más rezagadas se vieron desfavorecidas por la continua promoción del desarrollo de las zonas que, tradicional­mente, habían ocupado el centro del sistema económico nacional.

Las políticas de promoción industrial de los años setenta provocaron una desconcentración parcial y temporaria de las in­dustrias. Pasado este momento, la actividad se reconcentró en las áreas usualmente industriales. Así, el área metropolitana de Buenos Aires (AMBA) -que abarca sólo la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y los veinticuatro partidos del Gran Buenos Aires­ concentra más del 50 % de la actividad, y genera el 50 % de los puestos de trabajo industriales y el 60 % del valor de la producción industrial de la Argentina.

Los partidos que conforman la RMBA pueden agruparse en coronas o anillos de conurbación. La primera corona creció una vez puestos en marcha la economía agroexportadora y el proceso de industrialización; en ella se localizan los partidos que conservan el índice más alto de ocupación industrial. Su mayor dinamismo económico se ve seria­mente amenazado por los recientes cambios en la economía nacional.

Ahora bien, también pue­de suceder que, a través de políticas específicas, se busque romper estas formas arraigadas en el tiempo y se promueva la expansión eco­nómica de un lugar determinado. Por ejemplo, los denominados “enclaves económicos” son zonas en las que se incentiva una actividad productiva aprovechando ciertas ventajas comparativas, co­mo la cercanía a un recurso natural o la disponibilidad de mano de obra barata.

Generalmente, los enclaves están asociados a escasas inversiones en actividades económicas diferentes de la que se eli­gió como principal. Los beneficios generados no suelen quedar en el ámbito correspondiente, sino que son transferidos fuera del área de inversión. Esto se da especialmente cuando las inversiones son llevadas a cabo por empresas extranjeras.

A pesar de estas limitaciones, los enclaves constituyen una forma de organización productiva que genera trabajo. Las actividades extractivas mineras constituyen un ejemplo claro al respecto.