Las desigualdades sociales y territoriales en la Argentina

abril 20th, 2014

Como vimos, en la Argentina, a partir de la expansión de la economía agroexportadora, la región de la pampa húmeda experimentó un crecimiento económico y demográfico notorio. A medida que, a partir de 1930, se inició RTdg6ejT9la industrialización sustitutiva de importa­ciones, las industrias tendieron a concentrarse en la región metro­politana de Buenos Aires (RMBA) -la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, los veinticuatro partidos del Gran Buenos Aires y los que pre­sentan una fuerte vinculación con ellos-, seguida por Córdoba, Santa Fe y Mendoza.

Esta tendencia no se revirtió con las políticas de promo­ción industrial. Las áreas más rezagadas se vieron desfavorecidas por la continua promoción del desarrollo de las zonas que, tradicional­mente, habían ocupado el centro del sistema económico nacional.

Las políticas de promoción industrial de los años setenta provocaron una desconcentración parcial y temporaria de las in­dustrias. Pasado este momento, la actividad se reconcentró en las áreas usualmente industriales. Así, el área metropolitana de Buenos Aires (AMBA) -que abarca sólo la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y los veinticuatro partidos del Gran Buenos Aires­ concentra más del 50 % de la actividad, y genera el 50 % de los puestos de trabajo industriales y el 60 % del valor de la producción industrial de la Argentina.

Los partidos que conforman la RMBA pueden agruparse en coronas o anillos de conurbación. La primera corona creció una vez puestos en marcha la economía agroexportadora y el proceso de industrialización; en ella se localizan los partidos que conservan el índice más alto de ocupación industrial. Su mayor dinamismo económico se ve seria­mente amenazado por los recientes cambios en la economía nacional.

Ahora bien, también pue­de suceder que, a través de políticas específicas, se busque romper estas formas arraigadas en el tiempo y se promueva la expansión eco­nómica de un lugar determinado. Por ejemplo, los denominados “enclaves económicos” son zonas en las que se incentiva una actividad productiva aprovechando ciertas ventajas comparativas, co­mo la cercanía a un recurso natural o la disponibilidad de mano de obra barata.

Generalmente, los enclaves están asociados a escasas inversiones en actividades económicas diferentes de la que se eli­gió como principal. Los beneficios generados no suelen quedar en el ámbito correspondiente, sino que son transferidos fuera del área de inversión. Esto se da especialmente cuando las inversiones son llevadas a cabo por empresas extranjeras.

A pesar de estas limitaciones, los enclaves constituyen una forma de organización productiva que genera trabajo. Las actividades extractivas mineras constituyen un ejemplo claro al respecto.

Infraestructura familiar

abril 20th, 2014

familia

Los nuevos datos del Censo 2010 también informan acerca de la situación habitacional en la Argentina. La definición central, según el Indec, es que “han mejorado los servicios y la calidad de la vivienda” en la que vive buena parte de los argentinos. Se señala, como uno de los avances, “la disposición de agua potable de red”, considerada “uno de los principales motores de la salud pública, ya que mejora cuantitativamente la satisfacción de necesidades cotidianas”. Según los datos duros, un total de 4.614.715 personas en viviendas particulares de todo el país “han sido incorporadas a este servicio respecto del Censo 2001”.

 

Otro rubro en el que se ha avanzado, según los datos oficiales, es en la construcción de servicios cloacales, a los que también se considera como “de suma importancia para la calidad de vida” de la población. Se afirma al respecto que “los últimos resultados indican que, entre 2001 y 2010, un total de 4.112.042 personas en viviendas particulares pasaron a disponer del servicio de cloacas”. Mas informacion del servicio de cloacas aqui

 

En lo que respecta al servicio de gas en red, se sostiene que “más de tres millones de personas” accedieron a esa mejora en sus hogares. Según los datos del Censo 2010, respecto del Censo 2001, señalan “la inclusión de 3.624.921 personas en viviendas particulares a la red de gas natural”, lo que significa contar con mayor “seguridad física, continuidad y regularidad para los diversos usos domésticos”, desde calefaccionarse hasta cocinar o bañarse con agua caliente.

 

Otra cita que se señala como importante es la situación habitacional en las provincias, dado que históricamente “esto ha sido uno de los principales desafíos afrontados por las políticas públicas” a fin de “garantizar el acceso a una vivienda adecuada”. El Censo 2001 registró que “el 21,7 por ciento de las viviendas en el país eran deficitarias, mientras que para el 2010 la cifra descendió al 17,4 por ciento”. Se agrega que las provincias que más han disminuido ese déficit son “Misiones (11,7 por ciento), Jujuy (11,4), Corrientes (10,3) y Catamarca (9,5 por ciento)”.